miércoles, 7 de mayo de 2008

Evelyn Sanhueza, viuda de Rodrigo Cisternas: “Su crimen sigue en la impunidad”

En abril del 2008, Evelyn Sanhueza, de 24 años, envió una carta a la Presidenta Michelle Bachelet, en la que formalmente le solicita la entrega de una pensión de gracia que le permita alimentar y educar a su hijo de 6 años. La misiva fue respondida hace algunas semanas a través de la Intendencia de la VIII Región por la Jefe del Área Social de la Presidencia. En ella se indica que los antecedentes fueron derivados al Ministerio del Interior, pero hace hincapié en que las pensiones de gracia sólo se entregan a personas “con graves e insalvables dificultades para ejercer labores remuneradas que permitan su subsistencia por su avanzada edad, invalidez o enfermedad”. La misiva canaliza por primera vez, de manera formal y después de un año del asesinato de Cisternas, las condolencias de la mandataria.

Evelyn no se aflige por esos detalles. Tampoco porque el Gobierno no haya cumplido con la ayuda que le prometió tras la muerte del operador de máquinas de Bosques Arauco, ocurrida la noche del 3 de mayo del 2007 en la ruta 160 que una Lota con Curanilahue, durante una huelga de los trabajadores forestales.

“El gobierno me prometió una beca, una casa y una pensión de gracia. Yo sé perfectamente que eso no reemplaza una vida, no repara nada, pero eso el Gobierno no lo ha cumplido”, advierte.

Peor aún, explica, que cierta autoridad le sacó en cara la ayuda de emergencia que se le entregó entonces (alimentos y útiles de colegio para su hijo), por haber hecho pública su queja. “Cuando logré conseguir un trabajo (en marzo de este año), el gobernador se molestó por unas declaraciones que hice radio Bío Bío, en las que dije que sigo esperando la ayuda que me prometieron”.

A Evelyn le interesa aclarar este aspecto, particularmente, para salir al paso de inescrupulosos que han hecho comidillo sobre la “suerte material” que corrió “la viuda de Rodrigo Cisternas”, como le llaman. Ha sido como una doble muerte. “Según ellos me casé a los dos meses de la muerte de Rodrigo y estoy forrada en plata. Es gente que se ha dedicado a hacer daño. Gente que de un árbol caído quiere hacer leña. Esa gente ni siquiera me conoce y habla de ‘viuda de Rodrigo Cisternas’ en mi cara, son gente inescrupulosa”, cuenta.


LA IMPUNIDAD

¿Cómo ha sido este proceso para ti y tu hijo?

R: Siento que todo se estancó. Para mi todo se detuvo ese 3 de mayo y sigo sin saber lo que va a ocurrir con el proceso en la Corte Marcial. Para mi la muerte de Rodrigo ha quedado en la impunidad, porque Bosques Arauco no se sumó más a nada y el Gobierno sigue esperando no sé qué cosa”, advierte, mientras observa los dibujos que su hijo Rodrigo, de 6 años, ha venido haciendo luego del asesinato de su padre. Dibujos que marcan un antes y un después, en la vida de un pequeño que sigue viendo a su padre montado arriba de una máquina bajo la frase “mi papá fue el más bacán del mundo”.

A un carabinero se le hace justicia en dos días y a un trabajador forestal, llevamos un año y no pasa nada.

La misma máquina con que Cisternas arremetió contra la policía en el acceso de la planta Horcones, en le ruta 160 camino a Curanilahue, la noche del 3 de mayo, para frenar la represión policial con que se pretendió frenar el malestar obrero. Son las imágenes que no se borrarán en la retina de Evelyn y el pequeño Rodrigo. Ni de los trabajadores forestales, cuya solidaridad ha sido clave para Evelyn y su familia. Junto a ellos se alista en estos días para rendir el merecido homenaje al llamado “mártir de los forestales”, el próximo 3 de mayo. “Hasta hace poco como que lo hacía con más frecuencia. Ha habido un cambio en él, en su carácter; se ha puesto más enojón. Le ha ido bien en el colegio, pese a todo. Pero qué pasará cuando él cumpla 18 años y a su padre no se le hizo justicia?”, interpela la muchacha.

¿Sientes que el crimen de Rodrigo quedó impune?

R: Si el ministro Nuño no halló culpables, entonces quiere decir que esa noche pasó un pajarito con una metralleta y le disparó a los trabajadores y mató a Rodrigo. ¿Quién fue el que mató a Rodrigo e hirió a otros seis trabajadores si no hay culpables? ¿Una estrella…un murciélago que le quitó el arma a un policía? El ministro Nuño vino acá de vacaciones y lo que llamó una reconstitución de escena fue una payasada. Las imágenes de televisión muestran claramente que pasó esa noche; todo el mundo las vio y el ministro Nuño todavía no encuentra culpables. Todos vieron a los carabineros disparar y cómo golpearon a los trabajadores y el ministro no halló culpables.

¿Cómo tomaste el silencio de la presidenta Bachelet?

R: Lo tomé como una discriminación. Porque cuando murió el cabo Vera ella asistió a su funeral (en Lebu) y de inmediato condenó su muerte. El vestía de verde y Rodrigo era un trabajador, eso fue una discriminación. Pero son dos vidas iguales, sólo que uno le servía al Estado y otro a Bosques Arauco. Ahí encontraron culpables, se hizo de inmediato una reconstitución de escena. A un carabinero se le hace justicia en dos días y a un trabajador forestal, llevamos un año y no pasa nada.

¿Cómo recibes las acciones de quienes reivindican la memoria de lucha de tu marido?

R: Es bueno que todos lo recuerden. No es por justificar la violencia, pero quienes la ejercen reivindicando la memoria de mi esposo, es porque sienten la misma rabia de los trabajadores, de mi familia”. Va a pasar el tiempo y van a seguir recordándolo, pero de qué sirve si no hay justicia. Hay que trabajar porque se haga justicia. ¿Sólo se van a acordar de él cada vez que llegue el 3 de mayo? No, eso no debe ser así. Si lo ven como un mártir, como un héroe, entonces debemos pedir justicia por el mártir, por el héroe que dicen que Rodrigo es.


Difundido por: Surgencia - Informativo popular


1 comentario:

Horacio Díaz dijo...

Un buen artículo compañeros, lo voy a difundir a los trabajadores de la Federación de Sindicatos de la Ingeniería, FESIN.
A un año de impunidad, este gobierno muestra su verdadero rostro de mentiras, explotación e injusticias.